“Para que Galicia siga siendo verde, tiene que llover”, me dijo una vez Carlos con una sonrisa. Confieso que nunca ha logrado convencerme para que tolere nuestra lluvia gallega más de lo estrictamente necesario aunque me lo siga repitiendo.

Pero parece que ahora sí, por fín, ya está aquí la primavera! Después de este invierno gallego que tanta agua y viento nos ha dejado, temporal tras temporal, podemos decir que ha vuelto a salir el sol. Así que estos días pasados, armados con la cámara, salimos a su encuentro.

Tenemos en mente poder disfrutar alguna vez de la floración de los cerezos en el Jerte, ese espectáculo natural increíble que ocurre cada año en primavera. Por mi parte, tampoco me importaría ir a Japón, a contemplar como los pétalos parecen copos de nieve…pero eso requiere una labor logística y de fondo más elaborada, me temo.

De momento, tenemos un “jerte” particular muy cerquita de casa, en la parroquia de Ombre, concello de Pontedeume, (A Coruña). De camino al maravilloso Parque Natural de “As Fragas do Eume”, tras dar una curva, nos encontramos con esta parroquia donde los cerezos florecen por todos los rincones, en cada casa y en cada camino, solos o en grupo, llenando de belleza y blancura todo el paisaje. Nos dejamos llevar y envolver por esa explosión de vida que nace y se abre paso tras el invierno. Tanto nos dejamos llevar que volvimos con unas 300 fotos nada menos!

Aquí os enseñamos una pequeña muestra de lo que allí vimos, un pedacito de cerezo en flor que queríamos compartir. Como la cámara recoge sólo lo que ve, el tratamiento de estas fotos es un poco distinto, muy “vintage”, para que refleje ese paso del tiempo, esas primaveras pasadas que guardamos en nuestra memoria, pero sobre todo las sensaciones que a nosotros nos inspiró ese lugar.

¡Bienvenida primavera!

María Rioboo

UNA PRIMAVERA MUY VINTAGE. Fotografía en A Coruña 1 UNA PRIMAVERA MUY VINTAGE. Fotografía en A Coruña UNA PRIMAVERA MUY VINTAGE. Fotografía en A Coruña 3

RECOMENDADOS