¡Madre mia! Hace un año estábamos justo donde ahora, dando los últimos retoques para abrir nuestro estudio nuevo, para dar el salto a un bajo, para rebautizarnos pasando de“Carlos Carballeira fotografía” a “Carlos y María fotógrafos”… una nueva aventura que empezaba un viernes 13. Empezamos con muy buen pie, a pesar de que la primera persona que entró por la puerta fue una inspectora de trabajo a los diez minutos de abrir (creo que batimos un record). El barrio, los vecinos, los comerciantes, todo nos sonrió. Desde que abrimos la persiana no hemos parado de trabajar…nos hemos convertido en lo que queríamos, fotógrafos de familias, creciendo con vosotros desde una foto de carnet, pasando por cumpleaños, vuestra boda, los embarazos, los bebés que llegan y son un poquito nuestros… Las sesiones de Navidad, de carnaval, de papás y mamás…Las comuniones que llegan…

Así que, echando la vista atrás, solo podemos sentirnos agradecidos por todos los que en estos doce meses vinísteis a vernos y desearnos lo mejor, los que contáis con nosotros para vuestros recuerdos y felices porque nuestro estudio forma parte de muchas vidas y nos regala cada día sonrisas y felicidad.

¡¡¡Gracias de corazón!!!