Descripción del proyecto

Fotografía de boda en Ferrol: Lara y Adri

A Lara y Adri les pasa lo mismo que a muchas parejas nuestras, por motivos de trabajo viven fuera, y tienen que organizar su boda a distancia con la ayuda de sus familias y amigos. De primeras parece una dificultad tremenda, pero en su caso todo fue rodado.

Antes de conocerlos personalmente, conocimos a madre y hermano, que nos pusieron en antecedentes, nos hablaron de cómo eran los novios, dónde vivían, desde cuándo estaban juntos…

E inmediatamente lo supimos, supimos que eran “novios nuestros”, que nos apetecía mucho conocerlos y acompañarlos ese día tan especial.

Afortunadamente ellos sintieron lo mismo, así que por fin hablamos, nos vimos y empezó nuestra historia.

El primer paso fue una sesión de fotos previa, en la que se fueron con Carlos a dar un paseo por la mañana, disfrutando de los alrededores tan bonitos que tenemos y que ellos tanto echan de menos.

Un montón de llamadas, correos y whatsaps después, llegó el día de la boda!!!

Adri y Lara se casaron delante de su familia y amigos el 11 de julio de 2015, en la iglesia nueva de Caranza para después celebrar su fiesta en el restaurante Illas Gabeiras.

La llegada de la novia en descapotable con su padre o cuando el sacerdote los unió con un nudo son momentos inolvidables e irrepetibles, para recordar siempre.

Hacía un día precioso y nos acercamos a Santa Comba para hacer una sesión de exteriores llena de luz y sonrisas. Llegamos al cóctel y allí nos divertimos mucho, todos los invitados eran muy animados y estaban felices de verlos casados.

Aprovechando ese buen humor, los novios tuvieron la idea de contar con nuestro fotomatón y el videomatón para que la diversión en el baile fuese mayor.

Unos cuantos días después quedamos Lara, Adri y yo con Curro, su simpático bulldog francés, uno más de la familia. Aprovechamos la playa, el mar, la arena, el sol y todo salió redondo, completando así nuestra historia con ellos.

Muchas felicidades otra vez y ¡gracias por elegirnos!