Comuniones

Cada año preparamos la campaña de comunión con toda la ilusión del mundo.

Vuelvo a recordar los nervios, las sorpresas y la alegría de juntar a la familia y  amigos en el día que termina una etapa de preparación hacia la madurez.

Después de la comunión te sientes diferente, mayor y más preparado para el futuro y aunque sigues siendo niño, los papás sabemos que tiene fecha de caducidad, que a partir de la Primera Comunión, los niños se nos están «escapando».

Es por esto que tratamos de crear un ambiente divertido y familiar, donde los niños se relajen y disfruten de lo mayores que se sienten ya y que la sesión sea un momento para recordar con una sonrisa, ¡que se lo pasen tan bien como nosotros! Por eso os ofrecemos la posibilidad de hacer las fotos en nuestro estudio o en un exterior… ¡o ambas!

Os proponemos guardar estos recuerdos y sensaciones para siempre, nuestras fotos están llenas de infancia, inocencia y alegría.