MKD 702Algo que se suele repetir en los cursos de fotografía, y yo como profe no voy a ser menos, es que para hacer buenas fotos, hay que ver muchas, mirarlas, remirarlas y “saborearlas”, tanto de fotógrafos conocidos como desconocidos, todo cuenta. Nuestra cultura visual debe crecer día a día y no sólo por el bombardeo publicitario. Los fotógrafos han de ser curiosos y observadores, pacientes y perfeccionistas…aunque quien me conozca se reirá con lo de la paciencia!.

Pues bien, a menudo me sucede que empiezo buscando una fotografía en concreto para ilustrar una clase y me sorprendo saltando de una imagen a otra y acabando donde no hubiese imaginado. Es como una moderna búsqueda del tesoro.

Así fue como descubrí a Clyde Butcher, un arquitecto que empezó fotografiando en color, pero que tras la pérdida de su hijo, lo abandonó para buscar refugio y paz en la sencillez del blanco y negro, en su esencia, fotografiando los paisajes de Florida.

Clyde Butcher fotografía en analógico, en gran formato,  empleando las técnicas tradicionales a base de gelatina de plata. Tiene un gran estudio con un cuarto oscuro gigantesco, ya que sus fotografías son de grandes dimensiones, hasta de 80x 270cm. Este tamaño hace que el espectador sienta que se encuentra justo delante de ese paisaje. Sus fotografías tienen auténtica magia, nos transportan a esos paisajes y nos emocionan.

Pero Clyde Butcher también me gusta en gran parte por su forma de concebir la fotografía. Para él, la esencia de la fotografía tiene una doble vertiente: ver la imagen con el corazón y saber lo suficiente de técnica para conseguir una buena toma. Hay mucha gente que sabe mucha información técnica sobre aspectos fotográficos y que piensan que si encontraran la gran receta de la técnica podrían conseguir grandes resultados, pero se equivocan. Se han olvidado de mirar con su corazón, con su alma, y eso es lo único que puede inspirar emoción en el espectador.

Además me parece un hombre accesible, muy divertido y con mucho afán por enseñar.

Hasta la fecha Clyde Butcher sigue trabajando como aprendió hace muchísimos años. Verle trabajar es volver a ver a los fotógrafos de hace 60 años y sin embargo ello no desmerece, ni mucho menos,  en modo alguno su trabajo.

Yo de mayor quiero ser…………….Clyde Butcher.

b3

Butcher2

clyde butcher001

clyde butcher002

clyde1

RECOMENDADOS